El objetivo fundamental de la OMCM es propiciar Procesos de Desarrollo Comunitario que contribuyan a la solución de los problemas que impiden a diferentes regiones o colectivos aproximarse a formas de vida más dignas y deseables. Dichos procesos se estructuran en torno a diferentes áreas de atención prioritaria: salud, bienestar social, educación, vivienda e infraestructuras.

Todo esto se logra a través de la construcción de Ciudades para el Desarrollo Comunitario: Ciudades completas con todos los servicios no sólo habitacionales o urbanos sino también sociales, sanitarios, educativos, etc.

La construcción de ciudades para el Desarrollo Comunitario pretender ser un vehículo y un mensaje de algo que va más allá del proceso constructivo, de la inversión y del concepto del espacio físico para convertirse en un espacio mental.

Todo ello formando una Ciudad para el Desarrollo Comunitario en la que se aprende a vivir de otro modo, con otros criterios, otros valores y otros esquemas mentales y desde la cual se construyen cambios sociales significativos.